jueves, 7 de abril de 2011

7 razones para no dejar de estudiar











Es alarmante darse cuenta de los niveles tan elevados de deserción en las escuelas en todos los niveles. Son muchos los factores que pueden hacerte pensar en abandonar, pero por más que sientas desesperación, ¡no te rindas!

La deserción escolar, que comienza desde la primaria, es un problema muy grave. Las autoridades educativas dedican mucho tiempo y esfuerzo combatirlo, pero al final, la decisión más importante está en manos de los estudiantes y sus padres.




Tal vez hoy te preguntas si realmente vale la pena dedicar tanto tiempo y esfuerzo los estudios. A veces, terminar parece una tarea tan monumental como escala del monte Everest; por eso muchos abandonan la tarea a mitad del camino. Pero, ¿es la mejor decisión? Tengo para ti siete razones poderosas para seguir en la escuela y no desertar.


1. Es un privilegio. Parece que las escuelas y universidades siempre han estado ahí, pero en realidad la oportunidad amplia de estudiar es relativamente nueva.   Durante siglos, solamente una minoría tenía acceso al conocimiento y los libros, mientras que la inmensa mayoría vivía en la ignorancia y el analfabetismo. Los niveles de bienestar alcanzados por muchas sociedades modernas  costaron años de lucha y sangre. Tener libros, escuelas, maestros, acceso a educación superior no es cualquier cosa,   en muchos lugares del mundo ni siquiera existe.  Desaprovechar algo tan valioso es como dar la espalda a un gran tesoro que está frente a ti.

2. Estudiar te hace una persona mejor. Estudiar te acerca al conocimiento, el conocimiento a comprender la verdad de las cosas, de desentrañar los misterios del universo y cómo funciona el mundo. Te libera de la ignorancia, del fanatismo, de la dependencia y de la estrechez mental, tan peligrosa hoy día en un mundo donde todos los días aparece conocimiento nuevo y es necesario tomar más decisiones.


3.Adquieres confianza en tus capacidades. Si bien es cierto que no todo se aprende en la escuela, la gran ventaja de las instituciones educativas es que proporcionan una estructura de conocimientos organizados, cuya utilidad se prueba todos los días en los centros de trabajo. Las escuelas ahorran tiempo, proporciona un camino más corto para llegar a alguna meta. Además, terminar un curso de estudios da la sensación del logro; por eso las graduaciones que se tienen a lo largo de la vida son tan importantes. Graduarse de la Universidad es como sentir la satisfacción equivalente al del alpinista que ha escalado esa montaña que estuvo a punto de hacerle perder la vida muchas veces, pero llegó a la cumbre. Algo así da la seguridad de poder alcanzar cualquier otra cima en un futuro.

4. Te prepara para un mundo cada vez más competitivo. El filósofo Francis Bacon dijo que la información es poder. En efecto, hoy se habla de la economía del conocimiento. Muchos países viven momentos de transformación de sus industrias, las empresas cambien sus sistemas de administración, el común denominador en todas partes es que los más preparados se adaptan mejor a los cambios. Cuando un alumno que trabajaba como mesero un restaurante por las tardes, me preguntó si era mejor dedicarse de lleno a su trabajo en lugar de estudiar, le respondí: para trabajar tendrás toda tu vida, para estudiar en cambio tal vez sólo tengas esta etapa, así que mejor aprovéchala. 


5. Te permite obtener un empleo mejor remunerado. Diversos estudios señalan que un graduado universitario tiene un en promedio un ingreso de tres a cinco veces superior a otra persona sin ese nivel de estudios. Si bien el ingreso depende de muchos factores y el grado académico no es por sí mismo una garantía de ganar mucho, sin duda es un elemento clave se expresa tener un mejor nivel de vida.


6.  Ayuda a los demás. Una persona con alto nivel de educación siempre hace falta, en cualquier lugar bajo cualquier circunstancia. La única persona mejor que un universitario, es un universitario con valores altos y amor por su país y su comunidad, que busque construir más para todos antes que solamente para sí.
7. Te ayuda a crecer de manera integral. Todo lo que deja de crecer, empieza a morir. Por ello, nunca dejes de crecer de manera integral, es decir, en todas las áreas de tu vida. Los humanos somos seres biopsicosociales, somos mente, cuerpo y espíritu, necesitamos crecer y desarrollar esas tres aéreas a en nuestra vida para sentir plenitud de felicidad cuando hace falta desarrollar una de las áreas siempre se siente algún vacío. 
Espero que estas siete poderosas razones te animen a seguir adelante. No dejes la escuela, acércate a tus maestros o gente de confianza en busca de asesoría o consejo si hace falta, considera la opinión de tus padres, lucha contra los obstáculos y acercarte a Dios en oración para pedirle exactamente qué hacer, verás que obtendrás una respuesta.

Hector G. Medina
Revista: Expresión Joven
Mayo 2008
Gema Editores









Bibliografía
Héctor, M. G. (05 de 2008). Adventistas en Catemaco. Recuperado el 02 de 03 de 2011, de Adventistas en Catemaco: http://www.adventistasencatemaco.org/columnas-adventistas/118-siete-razones-siete-razones-para-seguir-en-la-escuela

1 comentario:

dejar de estudiar dijo...

A veces es bueno terminar algo y empezar de nuevo, lo peor es ofuscarse en algo que no termina saliendo nunca.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...